Atlas de anatomía en 3 tomos: Sistema nervioso y órganos de by Werner Kahle, Werner Platzer, Helga Fritsch, Michael

By Werner Kahle, Werner Platzer, Helga Fritsch, Michael Frotscher, Wolfgang Kühnel

Show description

Read or Download Atlas de anatomía en 3 tomos: Sistema nervioso y órganos de los sentidos PDF

Best spanish books

Crecimiento económico. Enfoques y modelos

Crecimiento económico. Enfoques y modelos
Félix Jiménez
Fondo Editorial - Pontificia Universidad Católica del Perú
Lima, 2011

Tiempos compuestos y formas verbales complejas. (Lingüística Iberoamericana nº 34) (Spanish Edition)

El presente volumen reúne doce trabajos dedicados a las formas compuestas del verbo. Junto a un recorrido desde su aparición hasta su situación real en el continente europeo encontramos un abanico de nuevas cuestiones surgidas principalmente de l. a. aplicación de teorías recientes sobre su significado temporal y aspectual.

Extra info for Atlas de anatomía en 3 tomos: Sistema nervioso y órganos de los sentidos

Sample text

Por qué? -Porque dice que nunca ha oído nombrar semejante cosa, que es un chasco que le queremos dar, mandándolo por una cosa que no encuentre, y que no es la primera vez que en las casas en que ha estado le han hecho esa jugarreta. -Dile que venga acá -dijo gravemente la Marquesa. De allí a un rato, apareció el fámulo a paso de ataque, alta la frente, gracias al corbatín de charol, y se cuadré en su posición; pero tan cerca en extremo de su señora, que ésta, que se había propuesto dispensarle todas sus desmañas, e irle enseñando, le dijo: -Más lejos, hombre; cuando se te llame, te quedas a la puerta aguardando órdenes.

Más lo soy yo, usía, que de tanto frotar dejé en casa de mi amo los cuchillos sin mango, hasta que tuvo que decirme el Coronel: Pepino, animal, más vale maña que fuerza. -Ten entendido que no tolero amoríos en mi casa. Si siquiera miras a la cara a una de las mozas, te despido acto continuo. -¡Las mujeres! Malditas de Dios, más cansadas que ranos. No las puedo ver, exceptuando lo presente, se entiende. -Cuidado con el traguito; te advierto que no quiero criado que beba. -Señora, yo no lo pruebo, no estoy tan mal con mis cuartos.

Quita la ensaladera -dijo con admirable paciencia a su discípulo-, y en su lugar pon el frito. ¡Qué mala carne! -observó ésta después de un rato, al partir la de la olla. -Pues la pedí de regidor -dijo Pepino-; pero los carniceros son unos ladros. -Calla -mandó la Marquesa. Pepino se revistió de su seriedad y se puso en su posición. El primer plato de que se componía el segundo servicio era un pollo asado. -¡Ah! -exclamó al colocarlo en medio de la mesa el nuevo criado-, con la cara más alegre y animada que nunca: ¡qué hermoso gallo para comerlo entre tres amigos, y dos durmiendo!

Download PDF sample

Rated 4.55 of 5 – based on 25 votes